Motivos Peruanos para el consumo

Considerada por unos como el símbolo de la abundancia para todos y por otros, como el del desperdicio de recursos en perjuicio de los más pobres, la sociedad de consumo está formada, según Baudrillard, “por la multiplicación de objetos, de servicios, de bienes materiales y (…) constituye una especie de mutación fundamental en la ecología de la especie humana.” (Jean Baudrillard, La sociedad de consumo, p. 17). Campbell’s Soup Cans de 1962 de Warhol ilustra perfectamente esta idea de abundancia y de acumulación instauradas por la producción de masa. En el Perú, la sociedad de consumo se desarrolla, produce sus propias marcas e iconos culturales y adopta las estructuras propias de los países en vías de desarrollo (comercios ambulantes, bodegas, bazares, ferias artesanales) además de aquellas que son características de los países industrializados (supermercados, tiendas de lujo, etc.), todo esto puesto en relieve por la colorida presencia de afiches que adornan los muros de las ciudades.

No obstante, si la idea de consumo es clave en esta serie de obras, no se trata de definir la sociedad peruana como una sociedad de consumo pero si de tratar de definir una identidad peruana a través de los productos y los símbolos de consumo de esta sociedad. En cuanto al término “motivo”, éste hace alusión a uso de la repetición como herramienta plástica lograda por procedimientos técnicos semi-mecanicos tales como transferencias de tinta con disolventes, esténcils y serigrafía; esta última, a su vez, hace alusión al trabajo en serie de Warhol. De esta forma, se debe observar en las botellas de Inca Kola y en las latas de leche concentrada Gloria una evocación formal, pero peruanizada, de las botellas de Coca-Cola y de las latas de sopa Campbell del artista americano. La repetición sirve también para sugerir la permanencia de estos elementos en el imaginario popular peruano a través de los años como lo plantea el enunciado asociado al retrato de Sarita Colonia, joven provinciana que formó parte de la primera ola migratoria hacia la capital y cuyo supuesto don de hacer milagros la convirtió en objeto de devoción popular: “Sin fecha de vencimiento”. Por otro lado, este enunciado advierte sobre la condición de producto de la “santa del pueblo”, producto popular cuya imagen y mito han sido construidos por los numerosos migrantes que, como ella, se fueron instalando en Lima con la esperanza de una vida mejor. “El aura de una imagen es lo que constituye su valor de culto y le atribuye una dimensión ritual y mágica”, nos dice Walter Benjamin en La obra de arte en la época de su reproductibilidad técnica. Entre los elementos visuales representados en la serie, se pueden encontrar productos de consumo, platos y bebidas típicas, personajes, sin olvidar el arte precolombino, argumento turístico del Perú en el actual contexto de globalización.

“El Pop'art de César Santa Cruz”, Revista Cultural Voces,Lima, n°55, 2014